miércoles, 12 de diciembre de 2012

ESCENARIOS





    

Tiro:ciudad estado situada en la antigua Fenicia, en su parte meridional, en la zona llamada Sur, cuyo significado en fenicio era "Roca". Tiro originalmente consistía en dos distintos centros urbanos, uno en una isla y el otro en la costa adyacente a unos 5'5 kilómetros según Estrabón en su Geografía XVI,2 antes de que Alejandro Magno las uniera artificialmente. Los comerciantes tirios fueron los primeros que se aventuraron a navegar en las aguas mediterráneas Fue un puerto importante de Fenicia alcanzando gran prosperidad económica; de él salieron barcos para fundar numerosas colonias a orillas del Mediterráneo con el propósito de dominar el comercio marítimo, fundando colonias en las costas e islas cercanas del mar Egeo, en Grecia, la costa norte de África, Cartago, Sicilia, Córcega, en la ibérica Tartessos, e incluso más allá de las columnas de Hércules, en Gadeira (Cádiz). La ciudad de Tiro fue célebre por la producción de un tipo único de tinte púrpura, conocido como púrpura tiria. Este color era, en muchas culturas de la antigüedad, reservado para uso exclusivo de la realeza o, al menos, de la nobleza.







Tebas:fue la capital del Imperio Medio e Imperio Nuevo de Egipto; estaba situada en la actual población de Luxor.

 Fue descrita por Homero como "la ciudad de las cien puertas", por las innumerables puertas abiertas en sus murallas aunque, posteriormente, fue denominada en árabe Al-Uqsur, "los palacios"
 Tebas sucede a Menfis (c. de 2050 a. C.) como capital durante la undécima dinastía egipcia, siendo durante más de mil años la capital del Antiguo Egipto, residencia de faraones, ciudad sagrada y morada de los Sumos sacerdotes de Amón. Se estima que en el momento de mayor auge, durante el Imperio Nuevo, pudo albergar más de 650.000 habitantes.





Trayamar: es una necrópolis fenicia, datada en el S VII ANE situada en el margen derecho del río Algarrobo, en la Provincia de Málaga (España). Es considerada uno de los yacimientos fenicios más importantes del mediterráneo occidental.1 Su importancia radica en que el estudio de los diferentes estratos de algunos de sus hipogeos permiten ver la evolución de las costumbres funerarias fenicias, de la incineración a la inhumación. Además se han encontrado importantes piezas de ajuar funerario, entre las que destaca el denominado Medallón de Trayamar






Malaka: o Mlk en fenicio, fue un asentamiento tirio situado en la costa sur de la Península Ibérica, en el lugar donde actualmente se encuentra la ciudad de Málaga (España).
Se trata de una de las colonias comerciales fundadas por los fenicios de Tiro desde el siglo VIII a. C., donde se cree que existía un poblamiento túrdulo. La colonia contaba con buenas condiciones para el atraque en su puerto natural al pie del monte Gibralfaro y con gran cantidad de yacimientos de plata y cobre. En ella se desarrollaron industrias pesqueras destinadas a la producción de púrpura y a la salazón. La ciudad tenía su propia ceca (de la voz fenicia sikka) y acuñaba moneda.
 Según datos obtenidos de excavaciones, se conoce que el asentamiento se extendía aproximadamente desde la ladera de Gibralfaro hasta los jardines de Ibn Gabirol y la calle Císter, donde quedaba localizado el santuario fenicio, y por el sur hasta el mar, que en la época llegaba hasta el actual edificio del Rectorado de la Universidad.2 La aparición de una necrópolis fenicia en la calle Andrés Pérez ha permitido establecer estos límites, ya que los pueblos semíticos tenían por costumbre ubicar los cementerios fuera de las zonas pobladas, por lo que la ciudad de Malaka debió estar restringida al área mencionada. Se trató, por tanto, de una población que vivía de cara al mar.






Cartago fue una importante ciudad de la Antigüedad, fundada por los fenicios procedentes de Tiro en un enclave costero del norte de África, cerca de la actual ciudad de Túnez.
Existen numerosas fechas expuestas por los historiadores clásicos sobre la fecha fundacional de Cartago. La leyenda clásica cuenta que fue la princesa Dido quien la fundó en el año 814 a. C. Si bien el consenso actual es afirmar que la ciudad fue fundada entre los años 825 y 820 a. C. con el nombre de Qart Hadašt  «ciudad nueva»
 Tras la decadencia de Tiro, Cartago desarrolló un gran Estado, de carácter republicano con ciertas características monárquicas o de tiranía, que evolucionó a un sistema plenamente republicano. Los territorios controlados por Cartago la convirtieron en la capital de una próspera República, viéndose enriquecida por los recursos provenientes de todo el Mediterráneo occidental. Cartago fue durante mucho tiempo una ciudad más próspera y rica que Roma. Durante su mayor apogeo llegó a tener 400.000 habitantes, edificios de hasta seis y siete pisos de altura, un sistema de alcantarillado unificado y docenas de baños públicos.

domingo, 9 de diciembre de 2012

EL TÍTULO


 Qué decir del título de una novela que no se haya dicho ya. Muchos autores lo tienen en la cabeza mucho antes incluso que la trama de la novela. Otros sin embargo, no dan con él hasta hallarse en la mitad de la obra, o  una vez la han concluido. Da igual cuando se les ocurra, pero si ha de tenerse en cuenta que sea apropiado para el contenido de la novela, aunque al autor en un principio le hubiese gustado ponerle otro quizá más estético, florido, extravagante etc.

Hemingway por ejemplo, en su novela "Adios a las Armas"  tomó el título prestado de un poema George Peele, y en "Por quién doblan las campanas" lo escogió de un poema de Jhon Donne. 

Él, normalmente escogía los títulos al finalizar sus novelas.
Escribía una lista de posibles títulos, a veces de hasta cien, e iba eliminando hasta quedarse con el apropiado.

Otro aspecto a tener en cuenta, ¿mejor corto, mejor largo?
En la historia de la Literatura hay para todos los gustos, sin ir más lejos, mi última novela tiene un título largo, no me gustaba por lo extenso, pero después de probar con muchos de ellos, decidí que aunque largo y no de mi agrado, era el mas apropiado para mi nueva "criatura" : Proyecto Codex Sinaiticus "El Evangelio Secreto"

Mi opinión personal, es que un título corto y llamativo siempre es mejor que uno largo, pero sobre gustos ya sabéis que todo es muy relativo.

Os dejo a modo de ejemplo unas cuantas novelas con títulos largos:

 -EL INGENIOSO HIDALGO DON QUIJOTE DE LA MANCHA (Cervantes) *no podía faltar (risas)



-LA INCREIBLE Y TRISTE HISTORIA DE LA CANDIDA ERÉNDIRA Y DE SU ABUELA DESALMADA (Márquez)

 

-EL CAPITAN SALIÓ A COMER Y LOS MARINEROS TOMARON EL BARCO ( Bukowsky)

 

-ALGO SUPUESTAMENTE DIVERTIDO QUE NUNCA VOLVERE A HACER (Wallace)

 

-LA CHICA QUE SOÑABA CON UNA CERILLA Y UN BIDÓN DE GASOLINA (Larsson)

 

Para esta novela, tenía el título pensado antes de comenzarla, y normalmente así me sucede, me viene la idea junto al título que la compondrá. En esta ocasión es corto, cómo los prefiero, y siendo el que mejor la describe. Es tomado de otra novela que me hubiese gustado escribir, sólo que cambia el nombre del protagonista y su gentilicio. Algunos quizá ya lo habéis podido imaginar por esta pista, pero por ahora, es lo único que puedo decir sobre él. No sé, si lo desvelaré en este espacio antes de concluir la novela, o una vez la haya finalizado.













domingo, 2 de diciembre de 2012

INTRODUCCIÓN


 
LA INTRODUCCIÓN DE LA NOVELA


“Allá, bajo dominio de los tartesios, hay una isla frente a la ciudad, consagrada desde antiguo por sus habitantes a Noctiluca"

Asimismo en esta costa se alzaron antaño numerosas ciudades y abundantes grupos de fenicios controlaron antes estos lugares...

                      
 ORA MARÍTIMA (Rufo Festo Avieno) Malaka


LA TRAMA


Nunca he escrito con tramas creadas de antemano, siempre las he mentalizado a grandes rasgos, y sobre la marcha las he ido desarrollando. Este sistema, aunque es más arriesgado al no saber que ocurrirá en la siguiente página, me hace sentir parte de la aventura, y la novela es la que me lleva por dónde ella quiere. Está narrada en primera persona por el protagonista, el joven fenicio Hiram. Por ahora, poco más os puedo decir sobre la trama.

Twitter @andygarmont